Ejercicios

Ejercicios físicos de calentamiento que debes realizar antes de iniciar con el instrumento.

 

(Algunos ejercicios son tomados del libro «Violin – ABC» de Dénes Lászlo, Szászné Réger, JuditNémeth Rudolf, todos los derechos les pertenecen)

Ejercicio #01

Vamos caminando

Camina continuamente con pasos ligeros. Los tobillos deben tocar el suelo a tiempo. Este ejercicio se puede hacer con una melodía, ritmo, o rima, la cual te indicará cuando debas agacharte con un pequeño salto energético.

Ejercicio #02

Balancearse de un lado a otro

Párate con los pies separados y con los brazos colgando a cada lado del cuerpo. Mientras cantas, inclina tu cuerpo de un lado al otro al ritmo de la canción, cambiando tu peso de un pie al otro (el cuerpo debe permanecer derecho; evitar balancearse desde las caderas).

Ejercicio #03

Sacudiendo el pañuelo

Párate con los pies ligeramente separados, y con los brazos levemente llevados hacia atrás, en una posición listos para «sacudir el pañuelo». Mientras cantas, balancea los brazos hacia adelante y hacia atrás al tiempo de la canción, con más energía y ganando impulso con cada “sacudida”. Flexiona tus rodillas y balanceate en tus pies para ayudar al movimiento. Este movimiento alcanza su punto máximo al final de la canción, cuando deberás saltar con el impulso de los brazos y agacharte al caer. 

Ejercicio #04

Balanceando

Párate con los pies ligeramente separados y las manos en las caderas, con una postura «de confianza«. Pon un libro pequeño sobre tu cabeza. Agáchate, y luego levantate otra vez, tomándote tu tiempo para no dejar caer el libro. (Repite el proceso varias veces). Tendrás éxito en este ejercicio si mantienes tu tronco derecho y apoyado por las caderas.

Ejercicio #05

La Noria

Párate con los pies ligeramente separados, y con los brazos al lado de tu cuerpo. Balancea tu brazo derecho de izquierda a derecha, aumentando el movimiento cada vez mas hasta que el brazo haga un círculo completo. Practícalo con el brazo izquierdo, y luego hazlo con los dos al mismo tiempo. Los brazos siempre deben moverse libremente, y los hombros no se deben tensar.

Ejercicio #06

El pensador (ejercicio de respiración #1)

Siéntate en una silla con los pies en el suelo y ligeramente separados. Apoya los codos en las rodillas, asegurando firmemente la posición de los hombros y relajando el estómago. Apoya la barbilla en la palma de las manos. Respira tranquila y suavemente. Mientras inhalas, siente como la barriga se infla.

Ejercicio #07

Inflando globos (ejercicio de respiración #2)

Párate con los pies separados. Sostén tus brazos al frente de tu cuerpo, al nivel de la cadera, y pon tus manos en un enorme globo imaginario, inflado solamente hasta la mitad.

  1. Toma una gran bocanada de aire.
  2. «Infla el globo» poco a poco, levantando tus brazos hasta que tus manos estén por encima de tu cabeza. 
  3. Respira libremente y pasa tus manos al rededor de la esfera del «globo», usando toda la longitud de tus brazos para esto. («Descubre que tan grande es el globo») 
  4. Toma otra bocanada de aire.
  5. «Desinfla el globo», haciendo un silbido (imita al globo). Los brazos siguen al globo y se encogen con él. 
  6. Respira libremente.

Ejercicio #08

El títere

Párate con los pies separados y levanta los brazos. Deja caer los dedos, las manos, los brazos, los antebrazos, y finalmente la cabeza, uno después del otro. (Los dedos se doblan hacia adentro, las manos se doblan desde las muñecas, los brazos desde los hombros, y los antebrazos desde los codos. La cabeza se deja caer como si te estuvieses durmiendo poco a poco.) 

Ejercicio #09

Balanceo de un lado a otro (juego con las manos)

Pon tus brazos al frente de tu cuerpo, con los codos ligeramente flexionados, e inclínalos hacia adentro hasta que las manos se encuentren. Mientras cantas, los brazos rebotan continua y métricamente:

  1. En el tiempo fuerte, los brazos se balancean juntos hacia abajo, sintiendo el peso (posición pronada).
  2. En el tiempo débil, los brazos giran hacia afuera sobre el eje de los codos, alternadamente: primero el derecho, y luego el izquierdo (posición supinada). Cuando balancees los brazos hacia arriba, mira las palmas de tus manos.
    Este rebote métrico genera un sentido de simetría en una posición asimétrica.

Ejercicio #10

El juego del escondite

Párate con los pies separados, inclinando el tronco ligeramente hacia adelante, con los brazos colgando libremente.

  1. Haz círculos con los brazos en la misma dirección (ambos en posición supinadora, y pronada, respectivamente):
    a) Hacia afuera: las palmas de las manos de espalda a las piernas (“las asomo”), 
    b) Hacia adentro: las palmas de las manos miran hacia las piernas (“las escondo”),
    c) Las sacudimos ligeramente rotando los brazos (“están vacías”).
  2. Rotamos los brazos en dirección opuesta simultáneamente:
    a) La mano derecha “se asoma”, y la izquierda “se esconde”,
    b) La mano izquierda “se asoma”, y la derecha “se esconde”.
  3.  Repetimos el proceso.

Ejercicio #11

El pájaro vuela al nido

Párate con los pies separados, los brazos al lado de tu cuerpo. Levanta el brazo iquierdo con la palma de la mano mirando hacia tí, y dejalo «volar» hacia abajo hasta que el codo aterrize en la palma de la mano derecha («el nido»), la cual estará al frente de tu cuerpo. Siente el peso del brazo izuierdo en tu mano derecha. 

Ejercicio #12

El juego de la grúa

Párate con los pies separados y los brazos al lado de tu cuerpo.

  1. Levanta el brazo derecho con la mano relajada.
  2. Déjalo caer a su posición previa.

El movimiento de la «grúa» puede ser dirigido con el antebrazo (llevándolo a la altura del pecho) y el brazo (permitiendo que se eleve por encima de la cabeza, y que se mueva en todas las direcciones).

Ejercicio #13

Las Alas

Párate con los pies separados y mantén una postura alerta y activa durante todo el ejercicio. Extiende los braos a un costado, bien derechos, con los músculos felxionados (el avión). Al relajar la tensión de los músculos de la espalda y la articulación del codo, la mano y el brazo se hunden e inclinan en el aire (el pájaro). 

Ejercicio #14

los deditos

Sostén tus brazos frente a tu cuerpo, a la altura del pecho. Coloca tus manos de tal forma que las yemas de los dedos de la mano derecha se junten con las de la izquierda. Para este ejercicio deberás cantar una canción, ritmo, o rima. En la primera línea o compás, todos los dedos se deben tocar. Cuando cantes la segunda línea o compás, separa todos los dedos, excepto los índices; este proceso lo debes repetir para todos los dedos (tercera línea-dedo medio, cuarta línea-anular, quinta línea-meñique). Asegúrate de siempre tener las manos relajadas y en forma de arco.

Ejercicio #15

Variante de "los deditos"

Coloca tus brazos relajados a los lados del cuerpo. En la primera línea de la canción, los dedos aprietan contra la palma de la mano. A continuación, los pulgares de ambas manos marcan y seleccionan el siguiente dedo, tocándolo. Los brazos se elevan y se acercan el uno al otro, tocándose las yemas de los dedos, así como en la forma básica del ejercicio.

Ejercicio #16

Picotear y girar

Sostén el brazo derecho a la altura del pecho, y asegúrate de tener el brazo y la mano sueltos y relajados. Repetidamente, toca la punta del pulgar con el dedo medio (relajado). A un punto del ejercicio, sostén la posición en la que los dedos se tocan. Gira el brazo para que la mano quede viendo hacia arriba; los dedos se encogerán un poco debido a la nueva posición, y volverán a su forma estirada y relajada cuando devuelvas el brazo a su posición original. Alterna las dos posiciones del brazo, y siente el cambio de posición de la mano y los dedos.

Ejercicio #17

tocando los dedos

Con los brazos extendidos hacia adelante, pero relajados, haz lo  siguiente con ambas manos al mismo tiempo:

  1. Rebota los dedos rítmicamente sobre los pulgares, sucesivamente, empezando con el dedo índice. El rebote es ligero, los dedos se tocan suavemente.
  2. Rebota los cuatro dedos al mismo tiempo, contra las palmas de las manos, tres veces.
  3. Columpia los dedos hacia el pulgar, sucesivamente, empezando con el dedo meñique.
  4. Vuelve a rebotar los dedos contra las palmas de las manos, tres veces.

Durante cada paso deberás decir: 1- Uno, dos, tres, cuatro. 2- Cuatro, cuatro, cuatro. 3- Cuatro, tres, dos, uno. 4- Cuatro, cuatro, cuatro.

Ejercicio #18

Variante

En lugar de juntar los dedos ligeramente, haz que se toquen con la sensación de que se están hundiendo profundamente en el pulgar. De igual forma, al separarlos, hazlo de una forma lenta y controlada.

Ejercicio #19

El Zoo

Sostén los brazos relajados frente a tu cuerpo. Luego, coloca el dedo índice de la mano derecha sobre el dedo índice de la mano izquierda. 

  1. Con la mano derecha, haz un salto ágil desde tu mano izquierda hacia tu hombro izquierdo, y de vuelta a la mano izquierda (el saltamontes).
  2. Con “pequeños saltitos”, desplaza tu mano derecha a través del brazo izquierdo, hasta el hombro, y de vuelta a la mano izquierda (el gorrión).
  3. Haz lo mismo que en el paso anterior, solo que esta vez, haz grandes saltos (el canguro).
  4. Vuelve a recorrer el brazo izquierdo con la mano derecha, solo que esta vez deberás hacerlo “deslizándote” sobre el brazo (la serpiente).
  5. Vuelve a deslizarte hacia arriba, pero esta vez baja lentamente y aferrándote a la superficie del brazo (un caracol cargando su caparazón).

Ejercicio #20

Enganchados

Pon las manos en forma de gancho y engánchalas al frente de tu cuerpo (las manos en direcciones opuestas y los pulgares libres). Para este ejercicio deberás cantar una canción, ritmo, o rima corta. En la primera mitad de la canción, la mano izquierda debe estar arriba, y en la segunda mitad, la derecha.

  1. Al tiempo de la canción, los brazos tiran uno del otro, y se relajan (los cambios mientras se crea y se relaja la tensión se deben sentir en todo el brazo).
  2. Al final de la canción, sostén la tensión por un momento, y luego “los ganchos se rompen”, haciendo que los brazos caigan.
  3. Relajate haciendo círculos con los brazos, libremente.

¡Sí! Deseo recibir clases de violín.

Slide Síguenos...